martes, 25 de octubre de 2005

2


Mi elección es quedarme
por siempre en las tinieblas,
si esa es la única forma
de tenerte en mi alma.

Lo oscuro no me asusta,
el llanto no intimida.
No me importa vivir
en el populoso infierno,
si sólo así me salvo
de perderte en la bruma.

Sólo busco guardarme
tus ojos en mi mano.
Tu música de voz,
un pedazo de espalda,
una gota de sangre
de todos los recuerdos.


Todo esto es una farsa,
no es cierto, te lo juro.

No quiero que otros borren
tus huellas de mi cuerpo.

1 comentario:

Marcelo Oliván dijo...

Reciprocidad

Privilegio de no ser privilegiado.
Es de suponer que al menos
se sufre para algo.
Pero, en fin, ya no sufrimos.
Es tan lejano y tan hermoso
el tiempo aquel donde decías
"es mentira, no quiero que otros
borren tus huellas de mi cuerpo"
Yo no estuve ahí
no puede ser que haya estado
no quiero haber estado
no puedo haberlo pasado.
No puedo conjugar
tanto verbo en pasado.
Sin el resto de los verbos
a mano.
Sin el verbo volver
sin regresado
sin habría o hubiese
sin pudiese o pudiéramos
No hay sujeto pretérito
si el verbo es deseo
es te amo es aun te quiero.